Mitos sobre las reclamaciones de indemnización por accidente

Con más asiduidad de lo que se piensa, rumores convertidos en verdades absolutas dan lugar a la renuncia de numerosas reclamaciones de indemnización.

Y es que, como decía Goebbels, el siniestro ministro de propaganda del Tercer Reich, una mentira repetida mil veces al final termina convirtiéndose en verdad. Con los rumores y las leyendas urbanas suele ocurrir lo mismo. Todo el mundo tiene un amigo, primo o cuñado que certifica la certeza de cualquier rumor popular amparándose en unas pruebas que, apenas rascamos un poco en la superficie, carecen de consistencia.

También existen mitos sobre las reclamaciones por accidente. Como aquel que dice que si el culpable de un accidente se da a la fuga no podremos reclamar una indemnización. Falso. En estas situaciones actúa el Consorcio de Compensación de Seguros, evitando así que nos podamos quedar sin recibir ningún tipo de indemnización.

Para evitar las dudas habituales que suelen surgir cuando se produce un siniestro, lo mejor es ponerse en contacto con abogados especialistas en reclamaciones para recibir así un asesoramiento profesional. De esta manera acabaremos con todos esos mitos sobre reclamaciones de accidentes de tráfico que todo el mundo da por válidos sin haberse parado nunca a comprobarlos.

 

Mitos habituales sobre las reclamaciones de indemnización

Si el vehículo que va delante frena de golpe y chocamos, tendremos derecho a recibir una indemnización.

Es un tipo de siniestro muy habitual. De manera inesperada el vehículo que se encuentra delante del nuestro frena y no podemos evitar chocar con él. Aunque la leyenda urbana dice que en este caso tendremos derecho una indemnización por frenar sin avisar, lo cierto es que generalmente seremos nosotros los culpables por no respetar la distancia de seguridad o bien llevar más velocidad de la permitida.

 

Si vas como pasajero en el coche culpable del siniestro no tienes derecho a recibir una indemnización.

Hay accidentes en los que el conductor del vehículo culpable lleva a varias personas como pasajeros. Dichas personas han sufrido diversas lesiones, pero como son amigas o familiares del culpable del accidente, no quieren reclamar la indemnización por accidente de tráfico a la que tienen derecho. Gracias a la reforma del Código Penal, este mito ya deja de tener sentido.

Ello se debe a que actualmente se trata de un procedimiento civil en el que no hay que reclamar la posible indemnización al conductor culpable del accidente sino que podemos dirigirnos directamente contra su compañía aseguradora mediante una demanda. De esta manera ejerceremos nuestro derecho a reclamar sin necesidad de tener un problema con el conductor.

 

El mismo tipo de accidente y lesión tiene el mismo tipo de indemnización

Otro mito clásico. Si a mi compañero de trabajo le dieron 3.500 euros por una lesión en un accidente idéntico al que nos ha ocurrido a nosotros, tendremos que cobrar lo mismo. Pero no es así. El motivo es que la recuperación de las lesiones difiere entre una persona u otra. Tanto para mal como para bien. Dependerá de cada caso los días que se necesiten para curarse y la gravedad de las secuelas que le pueden quedar a la víctima.

 

La fuga del culpable del siniestro evita que podamos reclamar una indemnización por accidente de tráfico.

Es una creencia muy extendida que terminó convirtiéndose para muchos en una realidad. Sin embargo, el Consorcio de Compensación de Seguros entra en juego en estos casos. Lo único que hay que tener es un seguro a terceros en vigor para que podamos recibir una indemnización. No obstante es necesario que el siniestro lo pongamos inmediatamente en conocimiento de la Guardia Civil o la Policía para que generen el atestado correspondiente.

Dejemos los mitos para el cine y en los temas de indemnizaciones consulta con un especialista. Contacta con nosotros para cualquier duda que te surja sobre indemnizaciones y reclamaciones, es posible que podamos ayudarte sin coste para ti.

TAGS