Indemnización por latigazo cervical causado por accidente de coche

El latigazo cervical es una de las lesiones más comunes en los accidentes leves de coche. Esta lesión es producida por una flexión y extensión brusca y excesiva del cuello.

La lesión denominada latigazo cervical suele ser consecuencia de un accidente de tráfico, más concretamente de alcance trasero. Esta lesión visualmente se asemeja al movimiento de un látigo, de ahí al nombre que recibe.

El latigazo cervical es una lesión definida como “un mecanismo de transferencia de energía al cuello, por aceleración/deceleración”. El latigazo cervical es una lesión que afecta a los ligamentos que se encuentran en la zona del cuello y puede generar ciertas dolencias, como dolor de cuello, dolor de espalda o contracturas musculares.

Imagen reacción del cuello al sufrir un latigazo cervical

Además de estas dolencias, si has sufrido un latigazo cervical puedes tener dolores intensos acompañados de calambres, vértigos, alteraciones en el sueño, disminución de la fuerza, irritabilidad, depresión… Los síntomas de la lesión del latigazo cervical pueden aparecer en el momento del accidente o días después.

Para posteriormente poder determinar la indemnización que debes recibir hay que realizar una distinción de la lesión en función del grado de gravedad:

Grado I: El paciente tiene síntomas relacionados con la contusión pero no existe contractura. Las principales dolencias son: dolor cervical, rigidez cervical o contractura muscular. El dolor es leve

Grado II: El paciente sufre cierta limitación en cuanto a la movilidad. Los síntomas se aprecian inmediatamente después del accidente

Grado III: Es posible que el paciente sufra una fractura o luxación vertebral cervical. El dolor es severo

 

La curación del latigazo cervical variará en función de la gravedad del mismo, pudiendo tener una duración de uno a ocho meses. Sin embargo, hay casos en los que las dolencias tienen una duración mayor.

En cuanto a las indemnizaciones por latigazo cervical pueden sufrir variaciones en función del tipo y gravedad del latigazo sufrido. Este puede ser considerado grave o leve, y puede acarrear secuelas o no. En función de estos detalles las indemnizaciones pueden ser de una cuantía u otra.

Si sufres un latigazo cervical causado por un accidente tráfico, tienes derecho a recibir la indemnización que te corresponde. La indemnización por la lesión de latigazo cervical podría oscilar entre los 3000 y 6000 euros, además de las sesiones de rehabilitación que fueran necesarias.

Para saber la cantidad exacta que corresponde a cada paciente, puedes recurrir a los baremos que publica anualmente el Ministerio de Economía. Grupo Alega te ofrecerá asesoramiento gratuito para que obtengas la indemnización que te corresponde por el latigazo cervical sufrido.